Ir al contenido principal

Lo más destacado

Maquetas de Minguito: Todos los modelos a escala y sus variantes

Colectivos Minguito realiza colectivos a escala en chapa de aluminio con variedad de modelos y equipamientos, para explicar al público que visita este blog y que conozcan las distintas variantes que se pueden realizar, les muestro una lista de los mismos explicando de que se compone cada uno.

MODELOS A ESCALA:
URBANOS FRONTALES Los modelos del tipo urbano frontal son aquellas unidades de dos ejes con motor delantero o trasero, de piso normal o piso bajo, que se fabricaron desde 1980 hasta la actualidad. Los mismos se realizan en las escalas 1/50 y 1/32. En la escala más grande pueden tener interior simulado, interior completo sin luces o la versión full con luces. CHASIS QUE COMPONEN A ESTOS MODELOS: Agrale - Fiat - Ford - Mercedes Benz - Scania - Volkswagen - Volvo - Zanello. CARROCERIAS INCLUIDAS: ALA - ALASA - Alcorta - Alcar - Automotores y Servicios - Biglia - Bi-Met - Bus - Busscar - Cametal - Camecas - Caio - CEAP - CND - Comil - Colonnese - Corwin - Crovara - CND - Decaroli - DIC - E…

ANECDOTAS - DIARIO DE VIAJE (Nueva sección) - Una vuelta atípica allá por el año 2000, en un 54 (por Juan P. Correcher)

    En esta oportunidad les vengo a traer una nueva sección de este blog, llamada “Libro de Viaje” o “Anécdotas” donde les iremos narrando, las historias de nuestros viajes, o míos en particular, que he andado por todos lados, por más de veinte años usando el querido colectivo, he visto y vivido de todo arriba de un colectivo, cosas buenas y malas, como todo, pero que sirven de vivencias, de cosas que por ahí para la mayoría de la gente, tomar un colectivo es lo más normal del mundo, porque no lo ven con nuestros ojos de fanáticos del colectivo, ahora llamados “buseólogos”.
   Con esta historia, los quiero animar para que cuenten la suya, sus vivencias como pasajeros, observadores, trabajadores del transporte o simples opiniones y narraciones de lo que ven, en su barrio, su ciudad. Todo lo que puedan contar será bienvenido, porque todo lo que vemos a nuestro alrededor es cultura y enseñanza, solo hace falta prestar atención y ver como las cosas van fluyendo.
   La historia de hoy se titula:

“Una vuelta atípica allá por el año 2000, en un 54”.

    Hola soy Juan P. Correcher, y he viajado mucho desde hace ya más de 20 años, y tuve la oportunidad de viajar por muchos rumbos, Capital, Gran Buenos Aires, Tucumán, San Luis, Formosa, Corrientes, Resistencia, Mar del Plata, Rosario, Colonia de Sacramento, Tandil, Tres Arroyos, pequeños pueblitos de Buenos Aires, que me han dejado gran cantidad de historias para contarles. Hoy les cuento una muy especial y atípica, como lo cuenta el título.   
   Allá por el año 2001, empecé a estudiar en el Instituto Superior de Turismo Nº 173 de la ciudad de Lomas de Zamora, y eso abrió en mi vida un mundo nuevo, conociendo gente, nuevas actividades, entretenimiento, trabajo, y sobre todo comenzar a viajar todos los días bien lejos, casi dos horas de viaje, claro yo vivía en La Matanza. Todo comenzó cuando leyendo la Guía del Estudiante encontré la carrera de Licenciatura en Turismo, y como un colega que trabajó en la Guía Lumi, a la que les hice dibujos de colectivos allá por 1996 a 2000, llamado Luis Espinosa, había hecho esa carrera.
  Un día me decidí a ir a conocer el edificio del Instituto, y sin saberlo sufrí uno de los viajes más atípicos de mi vida, en el año 2000, una tarde soleada de septiembre, llegué a San Justo por Ruta 3 y me fui a la parada del entonces 54 o 51 ex 54, que prestaba la empresa Expreso Cañuelas, lo esperé bastante tiempo, no recuerdo si llegué a esperarlo como media hora, pero ahí llegó un penoso OA101 carrozado por El Detalle, interno 3xx, la centena que identificaba a los coches de la 54 dentro de la empresa.
   Había otra opción para viajar, que era el 338, de Transportes Automotores La Plata, la mítica “costera”, pero sabiendo que era más cara, y no sabía cada cuanto pasaba, me tiré el lance con el 54, que ya sabía que su frecuencia no era excelente ni mucho menos, pero no sé porqué preferí tomar ese.
   Para los que no conocieron a esta gran linea 54, comenzó siendo la linea 223 provincial a cargo de la Empresa General Roca, tradicional empresa de la zona Sud, con colectivos pintados de amarillo y rojo, su recorrido iba desde Puerto Nuevo a Ramos Mejía, que lo cumplía en un tiempo de 2 horas y media, con una frecuencia aproximada de 15 minutos, claro tenía servicios cortos a San Justo, Cruce Lomas, y Estación Lomas, en sentido hacia Provincia, hacia el otro lado cortaba en Avellaneda, Lanús y Lomas. En 1993 pasó a manos del Expreso Cañuelas, que repintó los colectivos de la Roca con sus propios colores. Su recorrido era básicamente en forma de una “C” gigante que salía de Puerto Nuevo, pasaba por Retiro, Puerto Madero, Boca, Puente Avellaneda, Dock Sud, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora (todo por Pavón) y por la calle Molina Arrotea salía al Parque de Lomas, Camino Negro, Cruce Lomas, Camino de Cintura, entraba hasta la Plaza de San Justo y volvía a Ruta 3, Avenida San Martín hasta Ramos Mejía. Hoy ese recorrido ha sido dividido en tres partes, entregado a las lineas 33, 165 y 406. El 33 hace el tramo Puerto Nuevo - Remedios de Escalada, llamada la 33 “roja”, la 165 la fusionó con su ramal “3 por San Martín” que salía de Pompeya, y utilizaba el ramal “Por Oliden” de la 54 llegando a Monte Grande, y finalmente la 406 se quedó con el tramo que iba desde Lomas hasta Ramos Mejía.
   Volviendo a la anécdota, Relajado a disfrutar de un viaje largo y placentero, tipo 1 de la tarde, donde no hay tanta gente, el colectivo iba con poco pasaje, y me senté en los asientos del lado de izquierdo, que son simples y no dobles, justo a la altura de la puerta del medio, pocos asientos ocupados, pero siempre me gustó o bien, viajar en el primer asiento junto a la puerta de ascenso para ver por el parabrias y ver como manejaba el chofer y el tráfico, o cerca de la puerta de descenso, para salir rápido, y no chocar con todo el pasaje que va de pie.
   Y entonces el querido 54 salió a la Ruta 3 por Almafuerte, giró la Rotonda de San Justo, y tomó derechito por el Camino de Cintura, y a los 5 minutos de ir viajando, comenzó lo atípico del viaje, justo delante de mí iba una mujer bien vestida como si fuera secretaria, que tenía un bolso, de la nada aparece un muchacho, que yo no se de que lado vino, le arrebata el bolso y se baja, justo en la parada de los monoblock frente a ese momento los Cuarteles de La Tablada, hoy allí hay un supermercado, ese barrio siempre tuvo fama de “fulero” y “jodido” y bien ganado se lo tiene, por dios. Cuestión que la señora empieza a los gritos, “me robo, me robo”, el colectivero freno la marcha, y miramos todos a ver a donde fue, ya se había metido entre los edificios, entonces la señora decía que tenía documentos importantes, de negocios y de trabajo, y el chofer amablemente, era “un pan de Dios”, le dijo que la llevaría hasta un puesto policial, entonces se desvió del recorrido, y tomó la vieja Ruta 21 llegando a la Rotonda de Querandí y dejó a la señora junto a un patrullero que hacía un control. Entonces el colectivero nos dio un paseo por toda Ciudad Evita, volviendo al Camino de Cintura por cerca del Puente 12, retomando su recorrido hacia Puerto Nuevo.
   Allí pasó el Puente 12, las piletas de San Remo, Ruta Sol y al menos de 2 kilómetros de recorrido el colectivo sufrió problemas y se le cortó la correa de distribución y, todos abajo! Allí quedamos todos los pasajeros, y el chofer nos explicaba del flojo mantenimiento que le daban a los coches, ni reloj para saber la temperatura del motor tenían, que la empresa era malísima y que los choferes estaban enojados con los dirigentes, le pidió el celular a un pasajero, en ese momento, solo los afortunados tenían un celular, hoy es tan común. Llamó a la empresa para pedir un auxilio o si le mandaban otro coche, preguntándose, en cuanto tiempo vendría el coche de atrás. Le dijeron que no tenían coche disponible. Cabe destacar que la empresa estaba por Camino de Cintura cerca del Cruce de Lomas, a sólo 5 minutos de donde nos habíamos quedado.
   Entonces esperamos como media hora, y apareció otro OA 101 de El Detalle, modelo igual al que venía viajando. Ya tenía pasaje e iba gente parado, y pudo soportar al pasaje de nuestro coche quedado. Seguimos viaje sin problemas hasta llegar a la empresa, que se ubica unas cuadras antes de llegar al Cruce de Lomas, y allí pasó otra cosa atípica.
Uno de los clásicos OA101 de El Detalle que andaba en la 54, generalmente identificados con el número 51, o ex 54, eran coches de la Empresa General Roca, repintados, pero el color del techo muestra su pasado en la Roca.

    Al llegar al control de la empresa había mucha gente en la puerta, y coches en muy mal estado se apreciaban desde allí, objetos faltantes, en algunos, que seguramente fueron quitados para poner a otros coches en servicio. La cuestión es que se acerca un inspector y le dice que otro coche (el que iba delante del primero que tomé) se había quedado, que tenía que llevar a esa gente, ya era imposible que subieran, un solo coche absorbiendo el pasaje de otros dos, y se ve que ése coche misterioso que pudo llegar a la empresa y dejar la gente allí, venía bastante llenito. Una bronca debería tener esa gente, que habiendo tantos coches allí adentro, no les pusieran uno para sacarlos de allí, uno decía que hacía una hora que estaban esperando, claro el servicio de atrás nunca pasó, se había quedado.
   Cuestión, apretujadísimos, viajamos como pudimos, ni hablar de la gente que dejó a pie desde la empresa en adelante, que estaría esperando desde hace una hora y media, teniendo en cuenta que los dos coches anteriores se rompieron, y el tercero no les paró.
   Visto desde mi punto de vista totalmente ajeno al trajinar diario de esa gente y esa linea, lo vi como algo totalmente atípico y horrendo, y me decía por dentro, pobre gente, que mal servicio, que abuso.
   Al fin bajé y fui a hacer lo que tuve que hacer. Lo raro fue que fue encontrarme en una ciudad totalmente nueva para mi, pero yo siempre tuve la ventaja de estudiar el mapa y los transportes antes de ir a algún lado, y nunca me perdí en ningún, lado, ni siquiera en otras ciudades del interior, la memoria que por suerte tengo me ha servido bastante. La dirección que daba en la Guía del Estudiante, era incorrecta, que resultó ser una “Escuela Argentino-Paraguaya”, pero de buen nivel, salió una maestra y me dijo que desde hace años se habían mudado a unas cuadras, allí fui, y averigüe lo que tenía que hacer para inscribirme.
   Para volver, me dije, quiero conocer el Puente La Noria y su terminal de ómnibus, claro en ese momento no había internet, y las fotos de colectivos no eran tan fáciles de encontrar como ahora, había que vivirlo en carne propia, y me dije, con el 54 ni borracho vuelvo (igual había planeado mi vuelta en casa, nunca me gustó ir y volver por el mismo lado, cuando uno hace esos viajes atípicos, quiere aprovechar y conocer al máximo). Entonces fui hasta la Estación de Lomas de Zamora, donde salían colectivos de todos los colores, recuerdo ese día sorprenderme con la linea 550 de Expreso Zamora, de colores extraños, para la zona donde yo vivía, verde abajo, franja crema tirando al limón y techo azul fuerte, la 561 de Expreso Lomas, con los colectivos más viejitos de la empresa, los 543 y 544 de colores oscuros, azul marino, franja roja y techo azul, con colectivos viejitos, Alcar, Bus, y muchos 1114 El Detalle, Eivar, entre otros, la 540 y 551 de la Kolocias, ex Plaza, los 562 de atractivos colores, de Expreso Malvinas Argentinas (turquesa, naranja, negro y gris), a la 562 y 561 las usaría muchos años después con mucha frecuencia, sin saberlo en ese momento, pero eso será motivo para otra anécdota.
   En fin elegí tomarme una de las mejores lineas del distrito, el 542, de Compañía La Paz-Amador Moure, de color rojo con techo blanco, y un logotipo de una M dentro de un círculo azul, y la leyenda “LA PAZ” bien grande, al estilo “PLAZA”, que casualmente componen las mismas letras en distinto orden. Su flota era la mejor sin dudas, ya estaban los eternos La Favorita Mercedes OH 1621 de piso bajo, que aun circulan, Marcopolo Torino 1621, Alcar y Bus con puerta central, eran sus coches más vistos, creo que no hubo otros en circulación en ese momento, ya que los más viejos los pasaban a la 553 o la 540-551.
Uno de los tantos Favoritas de piso semi-bajo de La Paz, coches grandes y cómodos, que aun circulan, la linea se reflotó con este tipo de coches que eran mayoría en su flota.

   El viaje fue cómodo, expendio de boleto en la calle antes de subir, me tocó el interno 26, una Favorita, piso Semi-bajo, con un recorrido bastante fácil y directo entre Lomas y Puente de La noria, salió de la estación, dio una vuelta por la calle Boedo, la primer calle luego de Pavón y salió a Columbres, todo derecho a Camino Negro, y allí a la terminal, un viaje cómodo, el colectivo nunca se llenó, se notaba una excelente frecuencia, conocida por mi, que la comparaba con el 236 de Empresa Linea 216, que la usaba para ir a Morón o a Laferrere.
   Llegué a Puente La Noria y me encontré con sorpresas para mí, cuento así por arriba lo que vi, había 21 de todos los modelos, en ese tiempo era de color azul, con fondo blanco y franjas rojas, muy linda librea simplificada por DOTA cuando la compró, los 283 de la Andrade, Alcar y Octaviano pintados de amaillo, con franjita azul, los 306 del Expreso Esteban Echeverría, los 32 de El Puente, los truchitos de la 532, había de todo, y la linea que fui a tomar, la 298, en ese momento de Empresa Bartolomé Mitre, de color verde, crema y rojo, haciendo el recorrido de Puente La Noria a Morón, lo esperé un largo rato, claro hora de colegio, seguramente vendría atrasado, les cuento, la parada no me gustaba, había poca gente y muy abierto, con muchos huecos que no se usaban, terreno bien prestado para que alguien viniera a robar, más que yo no conocía el movimiento de la zona.
   Luego apareció mi preciado 298, un Eivar Mercedes Benz OF 1214, del cual nunca pude conseguir una foto, y saqué boleto hasta Gallo y Florencio Varela en San Justo, para combinar con otro colectivo. El 298 me llevó a pasear por detrás del Mercado Central, Tapiales, la calle Boulogne Sur Mer, el Cementerio de Tablada, la calle Brandsen, pasó el cementerio de San Justo, la estación, la plaza y finalmente me bajé. Recuerdo el boleto que me expendió la boletera, decía como encabezado “Welcome to Bartolomé Mitre”, cosa más bizarra.
Uno de los tantos Mercedes con motor delantero de la linea 298 a cargo de Bartolomé Mitre, en este caso el coche está bien "armadito", digno para hacerle un cuadro. Mercedes Benz carrocería Bus, OF 1214.

   Allí en Varela y Gallo, a tomar mi querido 174, de la clásica San Bosco, colectivos blancos, con franjones azules y una franjita verde debajo de la ventanilla, generalmente en el Ramal “Humboldt” mandaban los OA101 de El Detalle, modelos de la primera generación que venían de segunda mano con muy poco uso de la empresa Villa Diego de la ciudad de Rosario, a los que le invirtieron los colores, ya que esa empresa tenía el verde y azul con fondo blanco en distinto orden; y los OA101 de 1993 y 1995 con puerta en el medio ya clásicos en esta linea.
A esa linea la usaba muy seguido, sus choferes no eran muy buena onda que digamos, siempre iban corriendo, con el tiempo descubrí que les pagaban por vuelta, una vergüenza, sus unidades no eran de estreno en el Humboldt, ya que cuando las compraban las ponían en el Ramal “Castillo”, con mejor piso, y para competirle al 622, luego 284 de la empresa Almafuerte, con un recorrido igual entre San Justo y Rafael Castillo. Mientras tanto los coches del Humboldt iban desarmándose por las calles destruidas del partido de La Matanza, hoy en día eso sigue igual, aunque los que se van desarmando son los “pumitas” de Plaza, empresa a la que no le tengo nada de cariño, aunque sus servicios superen ampliamente a los últimos tiempos de San Bosco, que hacía lo que podía.
Un OA101 El Detalle, de la San Bosco, cuando era cero kilómetro, con el correr de los años su esquema se fue simplificando hasta perder el azul y ser reemplazado por una franjita reflectiva. La foto de Alfrredo De Mugica, publicada en Busarg.

   Y viajando parado, ya que era horario de escuela, en un tramo que ya venía cargado desde la Plaza de San Justo (no se porqué sabiendo esto, no me bajé en la plaza y tomé allí al 174, igual ya vendría lleno, supongo). Y así llegué a mi hogar, cansado de tanta vuelta larga.
   Esta ha sido la historia que quería compartir con todos Ustedes, y tengo muchísimas más que son dignas de contarse, mis viajes “transcontinentales” de todos los días, en fin tantas cosas que me voy acordando cuando empiezo a escribir, como en esta ocasión.
   Ya saben, si quieren contar su historia y sus vivencias que tengan que ver con colectivos, o sea, nada de opiniones de política, religión, fútbol, racismo, insultos, desquitarse con empresas, no no nada de eso, este es un sitio sano, donde todos compartimos el cariño que le tenemos al colectivo, tampoco es un espacio para denunciar a las empresas, para ello hay otros canales, y otras secciones en este blog. La idea de esta sección llamada “Anécdotas” o “Diario de viaje”, es contar esas cosas lindas o no tanto que con el correr del tiempo seguimos recordando, porque algo nos dejaron; o para contar la situación del transporte en las ciudades del interior, como se viaje en colectivo allí, o cosas atípicas, como en el caso que les conté.
   Espero les haya gustado, y pronto prepararé más historias como ésta.
   Si quieren mandar la suya, manden un mail a:
Jupaco2005@yahoo.com.ar y escriban el texto, que lo editaremos para poder publicarlo, y lo ilustraremos con el glorioso material fotográfico con el que contamos en el archivo.

    

Comentarios

Entradas populares